El Microcentro Post-Pandemia

EL MICROCENTRO PORTEÑO YA NO VOLVERA A SER LO QUE FUE

Después de 2 años de la cuarentena donde las empresas mudaron su forma de trabajo, dentro de una oficina, a teletrabajo utilizando la tecnología como aliada para lograr ese objetivo y sobrevivir a la calamidad de una pandemia mundial, el Microcentro porteño ha cambiado ya que las oficinas representaban el 60% de ocupación total del Microcentro, un 20% destinado a locales y tan solo un 20% a viviendas.

Al cambiar la forma de trabajo las oficinas han quedado vacías y en su mayoría no han vuelto a ocuparse o sus empleados realizan tareas en forma mixta, es por eso que este es el sector de la Ciudad de Buenos Aires más golpeado con una circulación de personas que ha bajado considerablemente y como consecuencia, locales de grandes dimensiones con alquileres altos han quedado vacíos, retroalimentando este fenómeno.

Es por eso que el gobierno porteño lanzó una serie de medidas con el objetivo de reconvertir la zona en un espacio más residencial, otorgando créditos y exenciones impositivas.

De todas maneras esto no es automático, ya que muchos edificios deben modificar los reglamentos de copropiedad que permiten solamente usar las unidades funcionales del edificio solamente como oficinas y para ello deben logran las mayorías que se estipulen en el mencionado reglamento.

Exenciones impositivas

Desde 2022 a 2024 estarán exentos del impuesto sobre los IB los ingresos derivados de actividades consideradas estratégicas. Centros de enseñanza, centros de salud, instalaciones deportivas, lavanderías, establecimientos gastronómicos, residencias geriátricas y universitarias, entre otros.

En ese mismo período, se podrá computar como pago a cuenta del impuesto de IB un porcentaje del monto invertido en proyectos de reconversión de viviendas o actividades estratégicas dentro del microcentro (al menos un 30% de la superficie total del inmueble).

Los beneficios impositivos incluyen devolución del 50% del total inversión a través de crédito a cuenta de Ingresos Brutos. Más un 10% adicional si se encuentra entre los primeros 15 proyectos (y otro 10% más si cumple dos de las cuatro características incluidas en la (Ley 6508). También hay una exención del pago de todos los Derechos de Delineación y Construcción, Derechos por Capacidad Constructiva Aplicable, Transferible y Tasa de Verificación de Obra.

Esperemos que las condiciones macroeconómicas del país colaboren a que el Microcentro Porteño pueda reconvertirse y volvamos a pasear por sus veredas mirando vidrieras y disfrutando de variadas opciones gastronómicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.